Impacto Aranzabal y de Osasuna²

Impacto Aranzabal y de Osasuna²

La presentación de Alex Aranzabal como Director General de la candidatura de Juanra Lafón el martes pasado en nuestra sede de la Plaza del Castillo, 12 (La Tasca de Don José) causó un potente impacto mediático. Por la puesta en escena pero sobre todo por el contenido de un discurso ilusionante, seductor y extraordinariamente convincente para cualquier osasunista que sueña con un futuro más allá de los límites conocidos. Osasuna², es fue el título de su charla-conferencia. Juanra Lafón presentó uno de los activos más destacados de su campaña, la persona capaz de desterrar del club esa gestión que nunca lleva a ninguna parte, oscura y anclada en la peor versión de un fútbol que a la fuerza necesita evolucionar. En el caso de Osasuna con urgencia, criterio, nuevos horizontes y una acertada visión de futuro. Además de ofrecer un amplio informe de expectativas, también concedió ayer varias entrevistas a radios como Radio Marca y la Cope (ESCUCHAR).

FOTOS© Iñaki Porto

OSASUNA². LA ECUACIÓN ARANZABAL

OSASUNA². LA ECUACIÓN ARANZABAL

Este es el titular con el que Alex Aranzabal, director general de Osasuna propuesto por la candidatura de Juanra Lafón, realizó la presentación de sus intenciones y planes para el brillante futuro del club navarro si gana las elecciones del noviembre próximo. Aranzabal llega a Osasuna de la mano de Lafón avalado por el ‘Caso Eibar’ que ya se enseña en las escuelas de negocio como IESE por el éxito de una planificación ingeniosa y rigurosa que convirtió un club de Segunda B de una ciudad de sólo 27.000 habitante en un club de Primera División, incluida una expansión internacional gracias a la cual consiguió una ampliación de capital de más de dos millones de euros para permanecer en la División de Plata.

Publicado por Candidatura Juanra Lafón en Martes, 24 de octubre de 2017

El expresidente del Eibar afirmó haberse sentido atraído y comprometido desde el primer día con el proyecto y el ideario de Juanra Lafón, coincidiendo ambos en que el potencial de Osasuna es excepcional desde todos los aspectos, deportivo, económico y social.

Osasuna², explicó Aranzabal, es la síntesis de la doble exigencia que debe imponerse un club de fútbol, como referente dentro y fuera del campo y también tanto para los socios y seguidores rojillos como para el resto. “Un club como Osasuna -dijo- ha de ser motor de cambio y de transformación social en Pamplona y en Navarra y también de dinamización económica. El fútbol ya no es sólo fútbol, se trata de una actividad social que trasciende”.

En su opinión la apuesta de Juanra Lafón por Tajonar como el catalizador del gran talento de la cantera navarra es el único para hacer sostenible Osasuna del futuro, del mismo modo que a nivel de gestión no será posible la cohesión y fortaleza social sin un proceso de participación real. “Lo que hice en el Eibar, cuando sólo había gradas vacías y barro, fue reunirme con los socios, abierto a todas las ideas y con la máxima humildad. De ahí surgió el germen del gran crecimiento”.

No es el presupuesto, es la gestión

No es el presupuesto, es la gestión

La expectación fue máxima en la sede de la candidatura, La Tasca de Don José de la Plaza del Castillo, 12, donde Aranzabal detalló mediante un powerpoint muy explícito y analítico pero también muy emocional la construcción de un Eibar desde la base. Los años más importantes, sin embargo, “fueron los cuatro en Segunda B, realizando miles y miles de kilómetros en autocar. Esa ahí donde piensas, sufres, te rehaces y encuentras la forma de superarte y de llegar lejos, todo lo lejos que te puedas imaginar”.

Una de las gráficas que más llamó la atención desarmó la presunta relación entre presupuesto y posición final en la tabla, exceptuando la estadística de Barcelona y Real Madrid, y puntualmente de clubs como At. Madrid, Valencia, Athletic o Sevilla. Es decir que Osasuna, con sus recursos, puede establecerse en Primera y llegar muy lejos si la política deportiva es la adecuada y sin necesidad de disponer de un presupuesto disparado.  ‘Déficit cero’ y ‘Deuda = riesgo y calamidades’ fueron algunas de las máximas recurrentes a lo largo de la tarde.

Máxima colaboración con los clubs convenidos

Máxima colaboración con los clubs convenidos

El candidato Juanra Lafón intervino también para subrayar la plena sintonía con Alex Aranzabal  desde que ambos se conocieron en un Eibar-Osasuna tiempo atrás, por cierto con victoria de Osasuna 2-3. “Para nosotros Alex será una gran inversión, no un gasto, alguien que nos permitirá acabar los ejercicios con muchos más recursos y que nos garantiza una gestión única, moderna e innovado como bien ha explicado esta tarde”.

También se refirió, por ejemplo, a la política con los clubs convenidos. “Actualmente el club ha decidido recortes con los clubs convenidos. Por nuestra parte entendemos que sólo si invertimos en ellos, si colaboramos y les ayudamos podremos mejorar la cantera y evitar fugas. No hay otra”, añadió al hilo de la planificación deportiva, insistiendo en que sólo con una planificación acertada, deportiva y emocional, será posible recuperar un Osasuna en el que los navarros elijan jugar prioritariamente.

Alex Aranzabal, académico, líder y genio del fútbol-negocio

Alex Aranzabal, académico, líder y genio del fútbol-negocio

Hoy visita Alex Aranzábal Mínguez la sede electoral de Juanra Lafón, el expresidente del Eibar que con 43 años ofrece un currículum impresionante. Su dimensión académica, estudios, cargos, ocupaciones y méritos de Alex Aranzabal rebosan de esa extraordinaria dimensión del éxito, la única palabra que nadie se auto adjudica y que tampoco wikipedia añade como calficativo.

Se le describe como economista, directivo de empresas y profesor universitario, que fue presidente de la SD Eibar de 2009 a 2016. También como Doctor en Economía y Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto por su tesis, mediante el estudio de 285 directivos, sobre el modelo de gestión cooperativo vasco, único en el mundo.

Además de profesor en varias universidades (Curso Superior Universitario de Gestión Deportiva FIFA/CIES​ y el IESE) ha sido Directivo del Grupo EITB (Radio Televisión Pública Vasca) entre 2009 y 2013, periodo en el que dirigió varios cursos de verano y coordinó la publicación de un libro sobre la televisión pública.

Cuando el año pasado dejó la presidencia del Eibar, del que fue presidente con 34 años en 2009, le llovieron los halagos por esa recta final en Primera División. Sin embargo en sus entrevistas refiere siempre al periodo más complicado, los cuatro años en Segunda B, como la clave de todo lo demás. “Los problemas, las dificultades los fracasos, son los que forjan la personalidad, los que ponen a prueba las ideas. Nosotros persistimos y, por ejemplo, si tú tienes claras tus convicciones hay que saber convivir con el fracaso con dignidad. Y en el fracaso hay mucha dignidad y mucha energía. Y esos cuatro años en Segunda B de fracasos relativos porque jugábamos el play off, te forjan, te legitiman, te forjan en este lugar donde el hierro ha sido tan importante. Ahora estos tres años en Primera División, con 27.000 habitantes en la mejor liga del mundo, pueden tener la dimensión de un milagro, pero es muy importante que llegues ahí después de haber estado cuatro años en Segunda B”, ha explicado la persona que, en efecto, desde la dureza y el anonimato de la Segunda B, inventó una gestión que ahora, dos profesores del IESE quieren enseñar como un caso excepcional en la escuela de negocio.

Durante su mandato, el Eibar disputó cuatro play-off de ascenso consecutivos en Segunda B (de 2009 a 2013), militó otra temporada en Segunda A (2013/2014) y lo dejó en la máxima categoría por primera vez desde la fundación de la entidad, en 1940.

En julio de 2014 el club logró ampliar su capital de manera significativa: necesitaba alcanzar un capital de 2,1 millones de euros (frente a los 422.253 de los que disponía previamente) para poder seguir en el fútbol profesional, lo que se consiguió gracias a una campaña de marketing y crowdfunding. La SD Eibar fue capaz de reunir los dos millones de euros mediante la campaña de crowdfunding, consiguiendo una mayoría de aportaciones de 50 euros, que sumó más de diez mil pequeños accionistas de 69 países y cuatro continentes distintos. ​ Esta campaña fue premiada por la Asociación del Derecho Deportivo de Euskadi en 2015.

Hoy rememora aquel momento como “una época terrible. Pero nos salio bien. Recuerdo una reunión que tuvimos en la Escuela de Armería con toda nuestra masa social nerviosa, diciendo que era imposible, que no lo íbamos a conseguir. Yo iba por la calle y me paraba la gente para decirme a ver si estábamos locos. Porque además había habido un precedente en el año 1992 con la constitución del Eibar en sociedad anónima: entonces hubo que recaudar 422.000 euros y no hubo manera. Y la ampliación también la abordamos con unos valores que fueron muy concretos: no queremos grandes accionistas, no queremos jeques, no queremos millonarios, queremos que el club siga siendo de la gente, queremos muchos pequeños accionistas y pusimos un límite en la compra de acciones y pasamos de tener 1.800 accionistas a 11.000. Ese reto lo abordas desde unos principios y unos valores que te legitiman, te refuerzan, que construyen tu relato…”

 

 

 

 

 

No fue una genialidad aislada sino el resultado de aplicar, una vez más, la imaginación y de algún modo el realismo, el sentido común. “Puedes ser más imaginativo para meter goles y para fichajes. Pero nosotros -ha explicado- le intentamos dar una dimensión que va mucho más allá. El fenómeno del Eibar, todos estos años, es un fenómeno deportivo. Está claro que ha habido un éxito en el terreno de juego, de ahí que diésemos importancia a la dimensión económica y empresarial, a que el club tiene que ser rentable, no estar endeudado, -fuimos pioneros en el déficit cero-, y también una dimensión de que es una herramienta para dinamizar lo que es Eibar, la ciudad, la comarca… Nosotros estábamos preocupadísimos con la internacionalización de la marca Eibar y lo que el club puede hacer por la dinamización de un pueblo pequeño que ha perdido población: en los últimos treinta años Eibar ha pasado de 40.000 habitantes a 27.000 y se ha perdido mucha industria. Era muy importante que el equipo de fútbol fuera un poco el estandarte o el embajador también de la ciudad. Coger la fuerza que te da el fútbol y ponerla al servicio de otros ideales”.

 

 

En noviembre de 2014, el Eibar puso en marcha el plan Ipurua Tallarra (Taller de Ipurúa), un proyecto presentado en la Escuela de Armería de Eibar que consistía en la ampliación del estadio, la creación de espacios en el interior destinados a impartir los estudios para la titulación de entrenador oficial de la UEFA y otras materias a través de convenios con diferentes universidades; espacios y salas de reuniones para la ciudadanía. El proyecto incluía también la creación de un museo, un aparcamiento cubierto y una tienda oficial del club. Ipurua Tallarra fue presentado como una experiencia pionera para la integración del fútbol con el entorno, con el fin de favorecer la regeneración urbana del barrio de Ipurua. ​

Hoy ese gestor revolucionario, capaz de ese ‘milagro’ Eibar estará en la sede de la candidatura de Juanra Lafón como futuro director general, la persona en la que confía para que el verdadero potencial de Osasuna explote en toda su dimensión.

AGENDA SEDE

Hoy  Alex Aranzabal

Día 26-Octubre Ricardo López

Día 7-Noviembre  Plataforma de Gestión

Día 9-Noviembre Funcionalidad APP

Día 14-Noviembre Francesc Perearnau

Día 15-Noviembre Alex Aranzabal

Día 17-Noviembre Tajonar